Cuarto para el bebé

En este post te daremos algunos tips para que logres el lugar ideal para tu bebé.

¿Cómo elegir la habitación ideal?

El cuarto del bebé es un lugar muy importante, ya que hay muchas cosas que es necesario considerar para poder proporcionar un espacio acogedor y agradable, tanto para el bebé, como para mamá y papá ya que pasarán mucho tiempo en esta habitación.
Para poder lograr estas sensaciones la recámara deberá cumplir ciertos requisitos. En este post te daremos algunos tips para que logres el lugar ideal para tu bebé.
¿Cómo elegir la habitación ideal?
El cuarto del bebé debe recibir luz natural, buena ventilación y ser lo más silencioso posible.

Hay muchas maneras de obtener luz natural, pero lo principal es que sea de manera indirecta, es decir, que haya luz del sol, pero que no pegue directamente en la habitación, mucho menos en la cuna del bebé ya que esto puede hacer que se sobre caliente. Hay que procurar que las ventanas tengan una orientación norte (en el caso de México) y evitar que sean sur u oeste. También podemos usar luz cenital, con tragaluces, para que la iluminación sea más disimulada.
Las cortinas deberían ser translucidas y ligeras en tonos claros para permitir al máximo el paso de la luz.
Si tenemos la posibilidad de elegir, que sea de dimensiones amplias pero que la amplitud no le haga perder intimidad. También es muy importante considerar que deben buscar la cercanía a la habitación de los padres.
Las paredes, ¿qué color elegir?
Te invitamos a leer nuestro post para elegir el color adecuado según la psicología del color aquí.
Es importante considerar que los primeros años se recomienda usar tonos más pálidos y neutros que estimulen la relajación y después de los dos años es posible usar colores más fuertes que estimulen la creatividad.
Recuerda que son preferibles las pinturas al agua, no tóxicas, y mejor aún si es una pintura ecológica libre de metales pesados. En el caso de elegir papel tapiz como decoración para las paredes, éste debe ser lavable.
El piso, ¿qué material es el adecuado?
En cuanto al suelo las premisas fundamentales son seguridad y limpieza ya que en cuanto empiece a gatear y luego a caminar el niño estará en permanente contacto con el suelo.
En cuanto a las alfombras es mejor evitarlas ya que acumulan ácaros. También es importante que se trate de un material resistente y duradero para soportar los ajetreos de los niños.
Cumplidos los primeros meses del bebé podemos optar por cubrir una zona de la habitación con una alfombra de goma, una superficie blandita y segura que debemos limpiar con frecuencia.

El mobiliario
La elección de los muebles es la clave para armonizar el cuarto.

Los materiales para los muebles infantiles deben ser maderas sólidas con pinturas no tóxicas para el bebé, evitar los aglomerados. También es importante considerar que no debemos recargar la habitación creyendo que así se verá más completa y bonita. Recordemos que; menos es más.
Durante el primer año basta con una cuna, una cómoda o mueble cambiador. Más adelante será necesario un mueble para guardar los juguetes y si hay espacio un escritorio o una mesa con sillas para que el niño juegue.
Hoy en día podemos encontrar muebles convertibles que son ideales para la habitación infantil pues acompañan el crecimiento del niño. Por lo que es una buena inversión comprar una cuna que a la vez será su cama, durante muchos años más. Te invitamos a conocer los modelos de cunas convertibles de DECEN aquí.

En cuanto a los textiles, tanto la ropa de cama como las cortinas y las alfombras deberían ser de fibras naturales como el algodón para evitar alergias. También hay que tener en cuenta que sean fácilmente lavables, te recomendamos las de Petit Florentin, una tienda mexicana que maneja diseños muy bonitos especiales para tu bebé.

¡Comparte con tus seres queridos!